Navegador desactualizado!¡Estás usando un navegador desactualizado!
Su navegador no está actualizado, por lo que podría estar expuesto a amenazas informáticas. Adicionalmente algunas características de este sitio web no serán mostradas. Para obtener la mejor experiencia de navegación le recomendamos actualizar a una nueva versión o elegir otro navegador.
InicioNovedades“Semana violeta”, nuestro compromiso c...
Tamaño del texto

Publicado por Matias Petrini el 08.03.2024 12:30 hs. 118 vistas

“Semana violeta”, nuestro compromiso con la diversidad y la educación con perspectiva de género



“Semana violeta”, nuestro compromiso con la diversidad y la educación con perspectiva de género

“Soy mujer. Y un entrañable calor me abriga cuando el mundo me golpea.
Es el calor de las otras mujeres, de aquellas que no conocí,
pero que forjaron un suelo común, de aquellas que amé aunque no me amaron,
de aquellas que hicieron de la vida este rincón sensible, luchador,
de piel suave y tierno corazón guerrero”

Alejandra Pizarnik
Poeta, ensayista y traductora argentina

En la familia, en el trabajo, en los medios, en las calles… en el ámbito público y la esfera privada. Durante la última década, los movimientos feministas y los colectivos conformados por la diversidad sexual visibilizaron y pusieron en cuestionamiento conductas que durante mucho tiempo estuvieron naturalizadas y son reproductoras de desigualdades de género. Desde el lenguaje que utilizamos hasta las dinámicas que se dan al interior de nuestros hogares; desde el rol de los distintos géneros en la vida social hasta el reconocimiento de la diversidad de identidades y las miradas sobre el cuerpo propio y ajeno. Este proceso de sensibilización social, de carácter personal y colectivo, aparejó significativos cambios culturales que aún continúan en nuestros días.

Comprometidos con estas iniciativas y en adhesión al VIII Paro Internacional de Mujeres en el marco del Día Internacional de las Mujeres Trabajadoras (8M), el Centro de Documentación Audiovisual y Biblioteca (CDAB) presenta una nueva edición de Semana violeta. La propuesta reivindica la lucha de mujeres y disidencias trabajadorxs de las universidades públicas, promueve conductas inclusivas que garanticen el trato equitativo entre géneros, fomenta el respeto por el derecho a la identidad, a la diversidad y pugna por la erradicación de todo tipo de violencia.

Desde el 8 al 15 de marzo en el hall de ingreso al CDAB (9 de Julio 430, Tandil), les ofrecemos:

  • Frases para promover la sororidad
    Una intervención espacial con frases que nos interpelan. Se invita a que quienes transiten esta propuesta puedan participar con reflexiones que activen nuestra sensibilidad.
  • Libros de la colección “Arte y Género” en acceso abierto
    Gracias a las donaciones efectuadas por el Programa Institucional Arte y Derechos durante 2020-2022 y las adquisiciones de material bibliográfico por parte de la Secretaría de Investigación y Posgrado, presentamos una selección de textos que ponen de manifiesto reflexiones sobre género en las ciencias y las artes.
    Organizados según diferentes categorías que responden a diversas búsquedas, los libros se ponen a disposición en modalidad de acceso abierto. De este modo se podrá encontrar un sector destinado al rol de las mujeres en el arte, el teatro y el audiovisual; nociones y reflexiones teóricas sobre el concepto de género a cargo de autorxs tales como Judith Butler, Dora Barrancos, Rita Segato, Graciela Morgade y Paul B. Preciado; obras literarias de autoras feministas latinoamericanas; y un rincón de lectura destinado a las infancias.
  • Proyección audiovisual sobre género y diversidad
    Una selección de contenidos audiovisuales, cortometrajes y piezas teatrales –muchas de ellas surgidas en las carreras de Profesorado y Licenciado en Teatro y Realización Integral en Artes Audiovisuales– que suman nuevas voces y miradas para visibilizar y fomentar relaciones vinculares respetuosas y libres de todo tipo de violencia, que tiendan al diálogo y la inclusión como mecanismo de reconocimiento a la diversidad de identidades.
    Se proyectarán: Miedo de Iván Páez Santi; El retorno de Lautaro Izarra; A esos cristales de Abril Ocampos; Correspondencias de Claudia C. Speranza (capítulo 10 de la segunda temporada de Ritos de paso); Y a vos, ¿cuántas veces te lo dijeron? de Ivo Carrera y Emiliano Silva; Violencia sexista de Daniel Reascos, Camila Arroyo, Soledad Bustamante, Ana Fernández, Bryan Torres; Micromachismos. Campaña mundial anti bufido; Ausencias de Carolina Austin, Manuela Berro, Maira Dentaro, Nadia Girolami, Sofía Vicente; fragmentos de las obras XXXL de Geo Ferreyro, Lo de Yoli de Gabriela Pérez Cubas; videopoemas que forman parte del Archivo CDAB y una selección de frases alusivas animadas desde el Centro de Documentación.

Para más información acerca de la agenda de actividades impulsada por el Área de Políticas de Género de la UNICEN en el marco de la Asamblea Transfeminista Tandil, ingresar a: www.arte.unicen.edu.ar/8m-dia-internacional-de-las-mujeres-trabajadoras

Compartimos el comunicado del Área de Políticas de Género de la UNICEN en el marco del Paro Internacional Transfeminista:

En lucha por la universidad pública,
En alerta frente a políticas totalitarias y violentas,
En las calles y las aulas para defender la democracia.

Desde el Área de Políticas de Género de la UNICEN, consideramos que las mujeres y disidencias forman parte de la historia de los movimientos que han luchado por mejorar las condiciones de vida, a través de la demanda de ampliación de derechos y de ciudadanía. Este 8M volvemos a remarcar la necesidad del encuentro colectivo como estrategia de lucha y convocamos a la participación en las marchas, porque la toma de las calles ha sido central no sólo para visibilizar nuestros reclamos, sino para recuperar el espacio público, que nos ha sido vedado durante siglos.

Las feministas somos protagonistas del Paro Internacional Transfeminista y nos reconocemos sus hacedoras, habiendo movilizado los procesos que confluyen en esta jornada: luchas, reclamos, derrotas, marchas, abrazos, reivindicaciones. En esta larga historia, nos reconocemos protagonistas imprescindibles de la enorme agenda de derechos conquistados.

Los feminismos y los movimientos sexodisidentes supieron diseñar espacios sororos, reconociendo la politicidad en los vínculos; le pusieron nombre a las violencias naturalizadas por años y les dijeron basta. Como mujeres y disidencias aprendimos a contener y a acompañar cuando no había leyes que nos resguardaban y es ese el ejercicio que no nos quita ningún gobierno. La práctica de la ronda, de la palabra que circula, de la confianza, la práctica de reconocernos compañeres de viaje.

Descubrimos la alegría del encuentro y lo insustituible de la escucha feminista. Debatimos escapando de consensos fáciles y esa fue y es la táctica que nos construyó como sujetxs políticos con enorme potencial para interrumpir inercias injustas y conservadoras en cada uno de los espacios y territorios que habitamos. Esta multiplicidad de voces, habilitó una trama de debates que nos permitieron el diálogo global, del que también es parte y consecuencia, este VIII Paro Internacional Transfeminista.

Las universidades públicas estamos comprometidas con la defensa de los derechos humanos y desde hace algunos años nos hemos dado herramientas para combatir discursos y prácticas machistas y violentas que aún persisten. La creación de la Red Interuniversitaria por la Igualdad y contra las violencias -RUGE-, significó la cohesión de un compromiso en la construcción de instituciones de ciencia y educación superior más inclusivas de las mujeres y las disidencias sexo-genéricas.

La creación de secretarías, áreas y protocolos de abordaje al interior de las universidades, es parte del derrotero histórico de las luchas por vidas libres de violencias. El Área de Políticas de Género de la UNICEN es producto de estas luchas y se ha institucionalizado como un espacio de problematización y abordaje de la desigualdad y las violencias por motivos de género en el espacio propio de la universidad.

Más allá de este camino de luchas, las mujeres y disidencias universitarias seguimos enfrentando desigualdades, algunas relacionadas con la estructura jerárquica y androcéntrica aún vigente en las instituciones y muchas otras basadas en el desigual uso del tiempo respecto de las masculinidades, y en la doble/triple jornada de trabajo, al sostener las tareas de cuidado y la organización de la integralidad de la vida familiar. Este 8M retomamos la crítica a los estereotipos de género que refuerzan desigualdades tanto en los espacios cotidianos como en la vida laboral.

Aún vivimos en un mundo social e institucional que sostiene rasgos sexistas, androcéntrios y jerárquicos. Por eso y contra eso, sabemos habitar la incomodidad de tensionarlo todo, a veces con sólo nuestra mirada o nuestra opinión. A veces con millones de firmas hasta conseguir una Ley o hasta lograr la más larga e interclasista experiencia pedagógica, como fue el profundo debate por el aborto legal, que se impuso en la sociedad y que nos permitió decir Mi cuerpo es mío.

Reconocer el cuerpo como territorio autónomo, fue un aprendizaje que creció con el ejercicio de la defensa de los territorios y de la necesidad de revisar nuestros vínculos, con lxs otros y también con los recursos del planeta. Decimos basta a los vínculos violentos y extractivistas.

Este año el Paro del 8M nos encuentra en Argentina, con un profundo proceso de crecimiento de la pobreza, que sabemos generizada, en tanto afecta de manera desproporcionada a las mujeres y disidencias.

Muches están enfrentando situaciones de pérdida del trabajo y gran parte de la sociedad afronta parte de su vida sin contención institucional, a partir de la reducción de políticas públicas, base del modelo de estado conservador y totalitario impulsado por el actual gobierno.

En este Paro Internacional Transfeminista salimos a la calle en defensa de nuestros derechos laborales, para exigir la continuidad de políticas públicas de salud y educación, contra el achicamiento presupuestario para la cultura, la comunicación y la ciencia públicas.

Desde el Área de Políticas de Género convocamos a las mujeres y las disidencias de UNICEN al PARO en defensa de la educación laica y pública, por una universidad inclusiva e igualitaria, para seguir construyendo una sociedad libre de violencias y en defensa de las instituciones democráticas.

Este comunicado cuenta con el apoyo del Foro de Rectoras y Vicerrectoras de las Universidades Públicas del Consejo Interuniversitario Nacional.

, , , , ,
Compartir artículo en redes sociales