Navegador desactualizado!¡Estás usando un navegador desactualizado!
Su navegador no está actualizado, por lo que podría estar expuesto a amenazas informáticas. Adicionalmente algunas características de este sitio web no serán mostradas. Para obtener la mejor experiencia de navegación le recomendamos actualizar a una nueva versión o elegir otro navegador.
InicioCatálogoLibrosTeatro | ObrasTodo tendría sentido si no existiera la muerte
Tamaño del texto
1289 | A862.44 T289
Todo tendría sentido si no existiera la muerte
Disponible en sala
en acceso abierto | Sala Raúl Echegaray
0

No me gustaMe gusta (Sin votos)
Loading...
Todo tendría sentido si no existiera la muerte
AÑO
2019
PAÍS DE ORIGEN
Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina
EDITORIAL O ENTIDAD EDITORA
Editorial INTeatro
PÁGINAS
158
IDIOMA
Español
DONACIÓN
Instituto Nacional del Teatro (INT)
INCORPORADO AL CATÁLOGO
10.07.2019
CONSULTAS
224

MÁS INFORMACIÓN...

Buenos Aires, 10 de diciembre de 2018

Querido lector: Sepa antes que nada, habiendo empezado (o finalizando ya por esta contratapa), que las grandes revoluciones narrativas se dieron siempre desde el realismo. Que el viejo y constante colchón de la credulidad es el que habilita la genuina posibilidad de soñar o saltar hacia formas nuevas. También quiero decirle, y le ruego me dispense la jactancia, que la prudencia fue uno de los aspectos menos relevantes a tener en cuenta por esos grandes revolucionarios: Melville, Proust, Faulkner, Woolf, Balzac, fueron todos unos excedidos formales y, cada cual a su modo, solidificaron maravillosas catedrales a las que uno todavía está invitado a irse a vivir más que a leer.

Digo todo esto, mi querido lector, para extenderle mi invitación a vivir una temporada en la maravillosa y desmesurada casa de María. Es ahí mismo, en ese pasado encapsulado que son los ochentas, donde ella y todos sus amigos lo esperan para hacerlo vivir una experiencia que modificará el cuerpo y el alma -sí, leyó bien: en esta casa creemos en la presencia de espíritus- su manera de sentir, de entender y de convivir con la muerte, esa última gran ficción que todos venimos a protagonizar.

No dude ni un minuto en dejarlo todo y venir. Yo ya estoy aquí hace rato y no pienso moverme a ningún lado. Y es que estando aquí, querido lector, pareciera que de alguna manera la vida tiene más sentido. Lo esperamos.

María, amigos e Ignacio Bartolone


Compartir en redes sociales
¿Cree que algún dato de esta ficha fue omitido o es erróneo?
Envíenos su sugerencia mediante el formulario de contacto.