Navegador desactualizado!¡Estás usando un navegador desactualizado!
Su navegador no está actualizado, por lo que podría estar expuesto a amenazas informáticas. Adicionalmente algunas características de este sitio web no serán mostradas. Para obtener la mejor experiencia de navegación le recomendamos actualizar a una nueva versión o elegir otro navegador.
Tamaño del texto
900 | A862.44 M777 Sal
¿Quién se afanó las computadoras?
Disponible en sala
+1 / 1 votos

No me gustaMe gusta
Loading...
¿Quién se afanó las computadoras?
AÑO
1999
PAÍS DE ORIGEN
Salta, Argentina
EDITORIAL O ENTIDAD EDITORA
Ediciones del TEI
PÁGINAS
71
INCORPORADO AL CATÁLOGO
21.06.2019
CONSULTAS
89

MÁS INFORMACIÓN...

Oscar Montenegro dejó en 1978 su Centeno natal, tierra de trigales en la pampa santafesina, para radicarse en Salta, esta bella ciudad de cerros por donde el cielo baja bañando el valle.

Incursionó en el teatro para jóvenes con la publicación de Hoy llega Damián, en 1984. Dijo entonces Nerio Tello, en Tiempo Argentino (29 de enero de 1985): “Sólo para quien alguna vez se haya interesado en el tema, este hecho tiene real significado. (…) No hay teatro dirigido específicamente a los adolescentes. Si bien hay algunos teatros dedicados a la literatura para adolescentes (tampoco son muchos), el género dramático no cuenta con autores. La aparición de Oscar Montenegro, desde su lejana Salta adoptiva, no deja de ser una llama de esperanza”.

Tras la publicación de Superman tiene una uña encarnada, aparece ¿Quién se afanó las computadoras?. Enigmática, esta nueva obra de teatro juvenil parte de la extraña desaparición de tres computadoras en un colegio para apelar a la memoria colectiva. La pieza tiene el ritmo, el desenfado y la frescura de los adolescentes. A medida que avanza la intriga, hábilmente dosificada por el autor, irá aumentando la curiosidad del lector -y la del espectador- en el anhelo de la revelación final.

Oscar Montenegro pone de manifiesto una vez más su habilidad en el dominio de las técnicas teatrales, conformando un texto pleno de dinamismo que atrapará, sin lugar a dudas, a los lectores adolescentes.


Compartir en redes sociales
¿Cree que algún dato de esta ficha fue omitido o es erróneo?
Envíenos su sugerencia mediante el formulario de contacto.