Navegador desactualizado!¡Estás usando un navegador desactualizado!
Su navegador no está actualizado, por lo que podría estar expuesto a amenazas informáticas. Adicionalmente algunas características de este sitio web no serán mostradas. Para obtener la mejor experiencia de navegación le recomendamos actualizar a una nueva versión o elegir otro navegador.
Tamaño del texto
11 | 190 T727
Crítica de la modernidad
Disponible en sala
0

No me gustaMe gusta (Sin votos)
Loading...
Crítica de la modernidad
AÑO
1998
PAÍS DE ORIGEN
Buenos Aires, Argentina
EDITORIAL O ENTIDAD EDITORA
Fondo de Cultura Económica de Argentina
PÁGINAS
391
INCORPORADO AL CATÁLOGO
09.03.2018
CONSULTAS
76

MÁS INFORMACIÓN...

Presencia central en las ideas y en las prácticas desde hace más de tres siglos, la modernidad es hoy puesta en tela de juicio, repudiada o redefinida.

En su forma más ambiciosa, estableció una estrecha correspondencia entre la acción humana y el orden del mundo. La libertad, la felicidad y la abundancia serían el punto de arribo de una humanidad que obrara según las leyes de la razón. El terror en que se transformó la Revolución francesa comenzó más modesta, puramente instrumental, de la razón al servicio de las demandas y necesidades que escapaban de las reglas de una racionalidad sólo correspondiente a una sociedad de producción basada en la acumulación. Los postulados del posmodernismo tienen a eliminar todos los principios de organización por un fluir de cambios y estrategias personales o políticas, y no auguran correspondencia alguna entre sistema y actor.

Si desde su forma más dura a la más suave la modernidad ha perdido su fuerza liberadora y creadora, tampoco se trata, para el autor, de regresar a los nacionalismos y particularismos y abandonar la razón instrumental, el individualismo y el pensamiento crítico. Negándose a retornar la comunidad y a la tradición, el autor propone redefinir la modernidad como la creciente separación del mundo objetivo y de la subjetividad, con su invocación a la libertad personal. Sin mundo sagrado, natural y divino, creado y transparente a la razón, el sujeto humanizado descendió de los cielos y deambula entre los objetos manipulados por las técnicas, separado de ellos.

Después de pasar revista al triunfo y la caída de la concepción clásica de la modernidad, el autor se desliga de la tradición histórica que la reduce a la razón e introduce el tema del sujeto y la subjetividad. Asimismo, se pregunta por la manera de crear mediaciones entre economía y cultura, ciencia y libertad, sujeto y razón, intentando que estas figuras, que se han combatido o ignorado, dialoguen por fin la una con la otra.


Compartir en redes sociales
¿Cree que algún dato de esta ficha fue omitido o es erróneo?
Envíenos su sugerencia mediante el formulario de contacto.