Navegador desactualizado!¡Estás usando un navegador desactualizado!
Su navegador no está actualizado, por lo que podría estar expuesto a amenazas informáticas. Adicionalmente algunas características de este sitio web no serán mostradas. Para obtener la mejor experiencia de navegación le recomendamos actualizar a una nueva versión o elegir otro navegador.
Tamaño del texto
3966 | 701 N763
Antiestética
Disponible en sala
en acceso abierto | Sala Raúl Echegaray
0

No me gustaMe gusta (Sin votos)
Loading...
Antiestética
AÑO
1988
PAÍS DE ORIGEN
Buenos Aires, Argentina
EDITORIAL O ENTIDAD EDITORA
De la Flor
PÁGINAS
216
IDIOMA
Español
DONACIÓN
Mariana Gardey
INCORPORADO AL CATÁLOGO
30.09.2022
CONSULTAS
20

MÁS INFORMACIÓN...

Este libro está escrito por un pintor y trata de su quehacer. No son problemas técnicos de los que aquí se habla. La ubicación del artista en el proceso creador es el objetivo de esta obra. Esta ubicación se hace desde tres puntos de vista. Desde la esencia misma del quehacer artístico y desde las relaciones del artista con su tiempo y con lo que lo rodea (aquí está involucrado el emplazamiento geográfico).

Dos son las ideas centrales del libro: El devenir permanente del quehacer artístico, que hace del artista un aprendiz de brujo en permanente búsqueda y que lo lleva a una continúa actitud de antiesteticismo. La asunción del caos como una realidad de hoy que lleva a indagar sobre la esencia misma de las estructuras sobre las que reposa la visión artística actual. En tal sentido, luego de indagar el proceso artístico contemporáneo y la coyuntura a la que se ha llegado, el autor propone un arte del caos y la ruptura del viejo concepto, aún vigente de la unidad de la obra.

Una pintura de visión quebrada que utilice el caos como estructura y un arte grupal del caos son las tesis de este libro. Tampoco elude el autor el escabroso tema de de la nacionalidad del arte y propone una tesis como respuesta a esta cuestión. Un arte del caos hoy y aquí.

En esta obra Luis Felipe Noé, que nació en Buenos Aires en 1933, vierte sus preocupaciones como pintor con un lenguaje ganado por su profesión anterior de periodista y su práctica de la crítica de arte. Como pintor su labor es conocida en nuestro país y el exterior, ocupando un lugar destacado en la plástica nacional. En 1963 obtuvo el premio nacional Di Tella. Además cabe señalar que el grupo que integra con los pintores Deira, Macció y de la Vega, y que se inició en 1961 con la exposición “Otra Figuración”, tuvo una importancia renovadora en la pintura argentina.


Compartir en redes sociales
¿Cree que algún dato de esta ficha fue omitido o es erróneo?
Envíenos su sugerencia mediante el formulario de contacto.