Navegador desactualizado!¡Estás usando un navegador desactualizado!
Su navegador no está actualizado, por lo que podría estar expuesto a amenazas informáticas. Adicionalmente algunas características de este sitio web no serán mostradas. Para obtener la mejor experiencia de navegación le recomendamos actualizar a una nueva versión o elegir otro navegador.
InicioCatálogoLibrosArteAbya Yala, hijos de la tierra. Fotografía documental sobre la or...
Tamaño del texto
3112 | 778.9 M636
Abya Yala, hijos de la tierra. Fotografía documental sobre la organización barrial Tupac Amaru
Disponible en sala
0

No me gustaMe gusta (Sin votos)
Loading...
Abya Yala, hijos de la tierra. Fotografía documental sobre la organización barrial Tupac Amaru
AÑO
2010
PAÍS DE ORIGEN
Buenos Aires, Argentina
EDITORIAL O ENTIDAD EDITORA
Ediciones del Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini
PÁGINAS
122
INCORPORADO AL CATÁLOGO
13.07.2022
CONSULTAS
56

MÁS INFORMACIÓN...

Fotografías que “significan” son aquellas en las que el paso de un ojo al otro y de éste al siguiente y por fin al que debía ser el desencadenante se ha dado con felicidad, con tersura y coherencia. ¿Pero qué ve la mirada que mira o, mejor dicho, qué busca mirar? Aquí, el ojo de Sebastián Miquel ha mirado a Tupac Amaru y, si el ojo del espectador mira lo que él ha mirado y registrado, verá un conjunto conmovedor, la esencia que una fotografía puede presentar como un perfume exquisito. (Prólogo, Noe Jitrik)

Admirar la existencia de un circuito de cuatro miradas lleva a comprender lo que entendemos como el “arte” de la fotografía: cuando las relaciones entre las cuatro miradas son armónicas, empalman, son buenas, o sea cuando cada una de ellas ha hecho una interpretación que encaja, el acto está completo, la fotografía objetivada, en el papel o donde sea, el sentido resplandece y en consecuencia se comprende algo que no estaba seguramente propuesto pero que residía en el gesto mismo de fotografiar y lo justificaba.

En suma, fotografías que “significan” son aquellas en las que el paso de un ojo al otro y de éste al siguiente y por fin al que debía ser el desencadenante se ha dado con felicidad, con tersura y coherencia. ¿Pero qué ve la mirada que mira o, mejor dicho, qué busca mirar?

Aquí, el ojo de Sebastián Miquel ha mirado a Tupac Amaru y, si el ojo del espectador mira lo que él ha mirado y registrado, verá un conjunto conmovedor, la esencia que una fotografía puede presentar como un perfume exquisito.


Compartir en redes sociales
¿Cree que algún dato de esta ficha fue omitido o es erróneo?
Envíenos su sugerencia mediante el formulario de contacto.