Navegador desactualizado!¡Estás usando un navegador desactualizado!
Su navegador no está actualizado, por lo que podría estar expuesto a amenazas informáticas. Adicionalmente algunas características de este sitio web no serán mostradas. Para obtener la mejor experiencia de navegación le recomendamos actualizar a una nueva versión o elegir otro navegador.
seguinos en
“Yapa” en la Escuela Nº 15 Luis Alberto Spinetta
Publicado por Vanesa Spagnuolo el 07.11.2018 - 13:39 hs.

“Yapa” en la Escuela Nº 15 Luis Alberto Spinetta

Lo que fue
InicioLo que fue“Yapa” en la Escuela Nº 15 Luis Alberto Spinetta
Tamaño del textoAumentar el tamaño del textoReducir el tamaño del texto

El espectáculo “Yapa”, del grupo “La Ñata Roja”, se presentó en la Escuela Nº 15 de Villa Laza el lunes 5 de noviembre, en el marco del proyecto de extensión “Formación de nuevos públicos” que desde el año pasado recorre espacios educativos de Tandil y la región con diferentes propuestas teatrales.

Compartimos una crónica de la jornada: 

¿Yapa? ¿un espectáculo de payasos en la 15? Pero son pibes de secundaria…

Ir a la escuela secundaria Luis Alberto Spinetta siempre es un placer. Quizás porque precisamente el espíritu del flaco indomable le revolotea, quizás porque ahí se derriban todas las preguntas prejuiciosas que los adultos nos hacemos a la hora de mirar a los jóvenes.

Lunes 5 de Noviembre, tempranito y lluvioso. Elenco presente. Matías Acuipil y Josefina Loustaunau, acompañados por Franco Di Menna en asistencia técnica y mánager de escenario. Elenco profesional. De mucho trabajo encima, saben todo lo que hay que hacer a la hora de adaptarse a lugares no teatrales. Acá nuevamente el comedor de usos múltiples rápidamente y gracias a los alumnos y las docentes y no docentes (que siempre nos tratan de manera maravillosa), se transforma en nuestra sala. Todo listo. Los elementos, el sonido. Hora de maquillaje y caldeo. Pasan los recreos y los alumnos y alumnas de esa escuela, conviven con las propuestas artísticas con naturalidad. Con respeto. Porque hay respeto por el otro y por el trabajo del otro.

Se empiezan a maquillar para caracterizarse en los personajes de clown. ¿Payasos para chicos de secundaria?

A las 10 puntual, se llenan los bancos de la platea. Rufina (el personaje de Josefina) saluda a todos los que se van sentando. Llega Tambo (el personaje de Matías) completa los saludos. Y las caras de muchos quieren y aceptan el juego. Otros son más “escépticos”. Palabra que viene bien… escéptico es que no se compromete o no muestra emoción ni expresa sentimientos…. Al principio agrego yo… al principio. No vaya a ser cosa que me ría de una cosa que es para pibes.

El espectáculo es como un largo juego donde los personajes necesitan ser reconocidos por su público. Donde los actores a través de su empatía y llegada van conquistando a todos a través de rutinas de magia, pantomima y música hecha con un inflador de bicicleta o de campanitas. Los “inconquistables” cambian. Ya participan, gritan y palmean. ¿Payasos para chicos de secundaria? Si si… porque los payasos siempre ganan. El rito casi milenario de reírnos juntos. De jugar. Siempre gana. El sentirse uno con el que juega en el escenario y en un momento querer ser uno con él.

Canción de la cucaracha en diversos estilos y la ovación. Los payasos ganaron, son reconocidos por el trabajo ante su público.

En el desmontaje preguntas sobre cómo se puede vivir de ser artista. De cuánto tardaron para armar el espectáculo. De que si siempre quisieron ser payasos. El lunes que viene vamos de nuevo. Llevamos a “Pampa”, del grupo Pajarracos. Y seguro será lindo arrancar para la Spinetta un lunes a la mañana. Que está bien bueno.

Estas presentaciones forman parte del “Proyecto Formación de nuevos Públicos” propuesto por la Incubadora SustenArte (Facultad de Arte) y que se lleva a cabo como Programa de la Secretaría de Políticas Universitarias. Llevar teatro a las escuelas secundarias rurales y suburbanas. Un proyecto de una Universidad Nacional, Pública y Gratuita. Y de una Facultad que forma artistas.

Pedro “Pepo” Sanzano.

 

Compartir artículo en redes sociales