Navegador desactualizado!¡Estás usando un navegador desactualizado!
Su navegador no está actualizado, por lo que podría estar expuesto a amenazas informáticas. Adicionalmente algunas características de este sitio web no serán mostradas. Para obtener la mejor experiencia de navegación le recomendamos actualizar a una nueva versión o elegir otro navegador.
seguinos en
“Un espantapájaros, dos amigos y mil plantas” en el Barrio Arco Iris
Publicado por Vanesa Spagnuolo el 14.11.2017 - 12:44 hs.

“Un espantapájaros, dos amigos y mil plantas” en el Barrio Arco Iris

Lo que fue
InicioLo que fue“Un espantapájaros, dos amigos y mil plantas” en el Barrio A...
Tamaño del textoAumentar el tamaño del textoReducir el tamaño del texto

Se presentó una nueva obra como parte del proyecto de extensión “Formación de nuevos públicos” en la escuela Primaria Nº 14 “Elisa Solari de Levy Nicolas” del Barrio Arco Iris, Tandil.

Compartimos la crónica de la jornada en el registro de Pepo Sanzano, coordinador de SustentArte: 

Es lunes y se estrena. Y para los teatreros un estreno es fiesta. Nervios, pero fiesta, ansiedad… prueba y esperar ver qué pasa con lo que se trabajó durante tanto tiempo de ensayo. El grupo ZIGZAG TEATRO que dirige Edit Rondinone, estrena, y lo hace con su obra “Un espantapájaros, dos amigos y mil plantas”, y decide hacerlo en la Escuela Primaria Nº14 “Elisa Solari de Levy Nicolas” del Barrio Arco Iris.

El espectáculo es auspiciado por el Consejo provincial de teatro Independiente y se hace como parte del “Proyecto Formación de nuevos Públicos” propuesto por la Incubadora SustenArte (Facultad de Arte).

Armar en el S.U.M. que para nosotros es “sala” conocida. Donde ubicar el espacio escénico para evitar el rebote de la voz. Donde poner el sonido y colocar toda la escenografía. Paneles que muestran un maizal en un cielo celeste. Plantas de escenografía y comenzar con el vestuario y el maquillaje para que “aparezcan” los tres personajes (interpretados por la misma Edit Rondinone, Fernando Lazarte y Paulina Rago). Son el Ratón Ramón, el loro Pepo y el espantapájaros que tiene por oficio sólo asustar a los animales que se acerquen a los choclos.

10 y 10 termina el recreo y los chicos del primer ciclo entran con ansiedad y espiando a ver qué se ve detrás de patas. Cola al piso y arranca la obra. Risas de nervios. Una nena dice que le da miedo y se sienta en el fondo. Enseguida los personajes cautivan a su público. Los chicos participan, señalan donde se esconden los animalitos. La risa ya es de diversión plena. La nena del fondo, se acerca y es una más. La sonrisa no le entra en la cara. Esas cosas casi mágicas que pasan con el teatro; nunca te deja afuera, siempre te invita.

Los sueños son posibles y entre amigos se puede transformar lo que se hace. Invitación del final de la obra que cierra con aplausos y caras agradecidas de los chicos que van a charlar con los personajes, a tocarlos, a ver la escenografía de cerca. Eso es lo que también enseña.

Así fue el lunes a la mañana. La prueba de lo que queremos desde la Incubadora. Que en el 2018 podamos sumar al “Proyecto Formación de nuevos Públicos” (que este año hicimos para alumnos de secundaria) a los chicos del primer Ciclo.

Más Teatro, más trabajo para los actores, más obras para los chicos. 

Más información y fotos de la jornada

 

Compartir artículo en redes sociales