Navegador desactualizado!¡Estás usando un navegador desactualizado!
Su navegador no está actualizado, por lo que podría estar expuesto a amenazas informáticas. Adicionalmente algunas características de este sitio web no serán mostradas. Para obtener la mejor experiencia de navegación le recomendamos actualizar a una nueva versión o elegir otro navegador.
seguinos en
“Pampa” en la Escuela Nº 15
Publicado por Vanesa Spagnuolo el 13.11.2018 - 14:30 hs.

“Pampa” en la Escuela Nº 15

Lo que fue
InicioLo que fue“Pampa” en la Escuela Nº 15
Tamaño del textoAumentar el tamaño del textoReducir el tamaño del texto

La obra teatral “Pampa” se presentó en la Escuela Nº 15 “Luis Alberto Spinetta” el lunes 12 de noviembre. Una jornada más de teatro que permite que el proyecto de extensión “Formación de nuevos públicos” continúe participando en espacios educativos con funciones teatrales que se presentan frente a nuevos públicos. 

Compartimos una crónica del momento vivido, con las impresiones de lo que fue, dejó y se llevó: 

Dos actores en escena y nada más. No hace falta más. No hace falta nada más, ni menos.

Despojados de escenografía, con un vestuario concreto pero simple. Un uniforme raro. La potencia del actor en escena que sin nada, lo logra. Aunque ese “nada” sea “todo” lo que pasa. Eso es. Tiene que pasar algo en el escenario. Y con “Pampa” pasa. De todo pasa.

El grupo “Pajarracos” integrado por Sebastián Irigaray y Nicolas Mazza y la asistencia técnica de Mariano Rótolo, fue el espectáculo de cierre de este año del “Proyecto Formación de nuevos Públicos” que llevamos a cabo desde la Incubadora de Arte Sustentarte. Y fue en la Escuela Nº 15 “Luis Alberto Spinetta”. Ya se sabe, esa escuela es especial. Hay ganas de ver en esa escuela. Nos reciben como siempre. Excelente. Y todo listo se arranca. Otra vez llueve. Por eso hay menos alumnos espectadores, pero se invita a los de 6º de la primaria 22 que comparte edificio.

Un idioma inventado, no hace falta “entender” para comprender todo lo que pasa. El código entra inmediatamente. Manejo del cuerpo. Personajes que enseguida se conectan con el público. Y mágica y hermosa risa. Llega. Invade el salón- comedor- teatro. Clowns en escena que hacen que todo lo que cuentan con su cuerpo sea motivo de fiesta. Eso es “Pampa”. Fiesta disfrutable. Ruptura de la cuarta pared y de lo establecido como regla. Que hay que animarse y los Pajarracos lo hacen. Y se animan a que el público juegue. Y baile. Y se sume al baile colectivo. Y en la Spinetta bailan chicos y profes, no docentes y directoras.

La risa nos gana a todos y queda claro en el desmontaje, que hacer reír es trabajo. Serio. Que esto de actuar es elección de vida. ¿Cuándo te diste cuenta que querías hacer esto? – de toda la vida. ¿y que querías hacer humor? – desde que nació! se anticipa uno de los actores a la respuesta del otro. Dos cómicos. Dos actores. Que después de más de 170 funciones por toda Latinoamérica, la tienen cada vez más precisa, exacta y madura. Puede pasar cualquier cosa, que ellos saben como encararla. Puede pasar lo que no puede pasar, que ellos saben como remontarla.

Dicen los actores y directores de teatro que la obra “aparece” en la función número 10. Acá hay 160 más. Y se nota.

El año que viene esto sigue. Porque en el teatro siempre hay más. Más espectadores, más funciones, más escuelas, más actores. En el 2019, más “Proyecto Formación de nuevos Públicos”.               

Pedro “Pepo” Sanzano

Compartir artículo en redes sociales